CooldBlood

coolbood_01

Viernes, 3 de Marzo, de 2007.
La noche es oscura, la mayoria de la gente descansa en sus aposentos, en total paz. Un automovil, paro detras de un viejo y casi derruido hospital; sus puertas se abrierón de repente. Una puerta vieja de metal, se abrio suavemente. Esta chirrio, ligeramente, de ella surgieron dos sombras que con varias bolsas grandes en sus manos, y se introducieron en el automovil. Las ruedas chirriaron y se alejo aprovechando que el semaforo mostraba su señal verde de paso. El automovil, se perdio en la lejania de la solitud de la tranquila y solitaria noche.

Caminaba por en medio de una gran avenida, en hora punta de la mañana, iva dando un paseo para relajarse despues de unas semanas realmente duras de trabajo. Ramón Martinez trabajaba en el departamento de policia central, y era uno mas de toda aquella maraña de funcionarios estatales. Sono el movil, le dio una ultima calada antes de lanzarlo al suelo, lo que quedaba de este. Saco de su bolsillo su móvil, y lo abrio.
-Diga?.-contestó.
-Deberias de pasarte por el hospital central oeste, me veras en su puerta trasera.- Confirmo David Lamas, un superior suyo.
-De acuerdo David.-concreto Ramon. Colgo el telefono y se lo volvio a poner en su bolsillo. Encendio un cigarrillo de nuevo, y le pego unas largas caladas; sintio que de nuevo no iva a tener respiro alguno; miro a su alrededor y camino sin rumbo alguno, perdiendose entre la multitud de un sin fin de gente que caminaba por aquella centrica avenida.

El taxi que cogio, le dejo enfrente del hospital, pago y decidio ir a la parte trasera del mismo, era una cosa que hacia muy amenudo.
Tras un breve paseo alrededor, llego a la parte trasera del citado hospital; en el vado de la entrada posterior, havian dos automoviles de policia. La zona estaba acordonada, y varios compañeros estaban mirando que las personas no rebasaran, la cinta de protección. Ramón se acerco, y tras mostrar su placa identificativa como era perceptible, se dirigio hacia el interior del edificio.
Al arrebasar el umbral de la vieja puerta de hierro, contemplo un pequeño patio donde havian muchos trastos amontonados en algunas esquinas, David se le acerco, y le estrecho la mano de una manera fuerte.
-Hola Ramon, mira, tenemos un caso de robo.
-Dinero.-apuntillo Ramón.
-No, noo,no.-agregó David, mientras subian unas escaleras, y tras abrir una puerta, llegaron a un ascensor.-Sangre !!
-Sangre ?.-dijo Ramón de forma estupefactamente.
El ascensor, se paro en aquella planta 0. Subieron a la planta 3, Ramón no comento nada mas, se quedo extrañado por el raro incidente, sangre, penso.
David, le hizó ademan de que lo siguiera, caminaron unos olos metros, y havian dos policias custodiando la entrada, a lo que era un laboratorio.
Ramón pudo observar que todo estaba tirado por el suelo, material de analisis, frascos reactivos, liquidos, etc..
-Ves alli, Ramon.-señaló David.
-si si veo, un armario totalmente desvalijado, tambien bolsas de…sangre
-Afirmativamente. Incautaron bastantes bolsas con sangre.
-Como entraron?.
-Lo mas seguro que lo hicieran atraves del interior del hospital, llegaron aqui, y golpearon a ambas trabajadoras. Al parecer segun la descripción que han hecho, eran dos tipos bastantes fornidos, ambos llevaban ropas negras. De hecho no hemos encontrado ninguna huella.
-Como huieron ?, algun testigo?.-apuntillo Ramón.
-Mira, lo que podemos saber es que huieron muy rapido, tenemos unas huellas tomadas afuera de las marcas que han producido unas posibles ruedas grandes, miraremos de saber algo de esas huellas.
-Osea que poco se sabe mas?, cierto, verdad ?.
-Si ramón, apenas tenemos mas datos. Es lo que hay, no creo que haya muchos casos de robos de bancos de sangre.

Sangre, sangre, era la palabra, que rumiaba Ramon en su cabeza, mientras llacia en su cama de su apartamento. Era un caso extraño, que es lo que moveria a robar sangre, sin lugar a dudas de alguien que la necesitaria desde luego. De repente, se levanto, cogio un bloc en blanco, y empezo a apuntar todos los datos que se tenian. Y tras ponerse un whisky con hielo, cogio el movil y marco un numero.
-Hola, me puede poner con Sandra Matias, jefa de documentacion.- mientras esperaba, le dio un buen sorbo a su whisky.
-Si digame.-sono una suave voz al otro lado del telefono.
-Hola Sandra, soy el Investigador Ramon Martinez, te acuerdas verdad ?.
-Claro, claro Martinez, que te trae por aqui, ha ha.- rio sarcasticamente Sandra.
-Mira necesitaria que me dieras, los ultimos robos de bancos de sangre que se hayan producido, en la ciudad los ultimos 5 años atras.
-Algun vampiro, Martinez.-agrego Sandra de forma ironica.
-Mira Sandra, esto es serio.
-Ok, Martinez, mirare que encuentro, en la base de datos. Te enviare un recadero a tu apartamento con los dossiers.
-De acuerdo Sandra, miraremos haver que encontramos. Te debo una cena.
-Algo mas no?.
-De momento eso Sandra, una cena, te parece poco?.
-No esta mal majo.
-Gracias Sandra, eres un sol, nos vemos.
-Eso mismo, hasta pronto Martinez, un beso.

Ramon se asento en un sofa individual, pensando en lo que debia de hacer para agradar a aquella alcahueta de Sandra, en fin cosas de un policia, que se le iva a hacer. Conecto la TV mas tarde, mientras decidio tomarse un bocadillo, tras acabarselo, se quedo asumido en un dulce sueño que lo relajo mucho.

-Riing.-sono el timbre de la puerta, Ramon se sobresalto.
-Riiing.-volvio a sonar con mas fuerza.
Ramon camino aun medio durmiendo a la puerta. Miro por la mirilla, y vio que era el chico de los recados del departamento de documentación.
-Hola Davi, que tal?
-Mira como siempre, para arriba, para abajo, toma un paquetillo.
-Venga, David, te debo un cafe, gracias.
-Adios.-David dijo perdiendose escaleras abajo.

Ramon, cerro suavemente la puerta. Palpo un poco el paquete, parecia tener pocas hojas, buff, poca cosa habra. Se volvio a sentar en el sofa, aparto la pequeña manta de cuadros, y coloco el paquete encima de la mesilla, lo abrio. Al parecer tan solo havian 3 dossiers, observo primero los nombres de cada uno de ellos. El primero estaba marcado como Roberto Mancwiezich Rodriguez, el segundo Carlos Blas Hervas, y el ultimo Sonia Maura Flores.
Doblo sus piernas y empezo por el último dossier; al parecer la tal Sonia, robo unas bolsas en un pequeño hospital ginecologico en la zona alta de la ciudad, al parecer estaba segun el parte medico, tenia un cuadro esquizofrenico, y ademas estaba interna en el hospital psiquiatrico de un pueblo alejado de la ciudad. Este caso penso que seria para descartarlo, y asi lo hizó. El segundo era Carlos Blas Hervas, relataba que en 2005, no muy lejano de fecha, que incautado con muchos paquetes de sangre robados de un banco de sangre de un hospital en otro districto diferente de donde se havia producido el actual suceso, al parecer este sujeto tenia, un hijo hemofilico al cual injectaba sangre para su supervivencia. El tal Carlos Bla, era medico de medicina general. Fue apresado y juzgado por robo, negligencia, y delito de salud publica; la foto de este hombre era de un personaje alto y raquitico. Fue encarcelado y todavia tiene pendiente unos 5 años mas de carcel.Sin mas descanso alguno, cogio el último dossier, y empezo a leerlo, Roberto Mancwiezich, fue apresado al atracar varios laboratorios y bancos de sangre, con grandes cantidades de sangre. Este sujeto que fue encarcelado de forma preventiva el mes de Abril del 2005, osea unos 2 años, y durante la investigación, este huyo, en un traslado a un hospital por unas heridas que se autoinfligio a si mismo. En la actualidad esta en busca y captura, y su apodo es de “Robertito”, se considera un tipo peligroso, fuerte y con mucha fuerza. Su detención se produjo en las afueras de la ciudad, en un barrio humilde.
Este es sin lugar a dudas el principal sospechoso, este Robertito tiene un perfil, tanto por su fisico como por su desaparicion, el rastro a seguir.

Eran las 6 de la tarde, cogio su moto y tras atravesar el bullicio de la ciudad en pleno fragor de un final de jornada que empezaba a extinguirse, se dirigio hacia un suburbio, en el cual esperaba que la fortuna le pudiera hacer inspirar o quizas encontrar sobre el sospechoso principal, el “Robertito”.
Tras serpentear a velocidad una carretera serpeante y ligeramente empinada, llego a lo que parecia un lugar desolado. Era como una inmensa ciudad en ruinas, habrian muchos bloques derruidos producto seguramente de la corrupcion inmobliaria de muchos implicados, sin lugar a dudas. Havia auntenticas ruinas majestuosas, y tan solo algunos edificios conservaban mas de dos plantas.
El dia se iva oscureciendo muy lentamente, asi que pocas horas de luz tendria, se puso una linterna en su chaqueta y avanzo, por la continuacion de la carretera por donde havia venido con su moto, y la siguio; pero esta se iva difuminando poco a poco en un camino lleno de polvo y tierra. Camino unos 200 metros durante unos minutos, y a medida que iva avanzando, miles y miles de hormigon y cemento, runa, etc.. mostraban su desolador aspecto, gris, viejo, olvidado, en lo mas lejos de la civilizacion. Una increible inquietud reinaba en el lugar, ni las nubes ni los pajaros eran bienvenidos en ese lugar, el silencio era su mero acompañante. Ramón contemplo el vasto tetrico paisaje que havia ante el, miro a su alrededor, volvio a caminar al percatarse de que no havia nadie a su alrededor.
Tras unos breves metros, observo que una gran hondonada se abria ante el. Como si de un volcan se tratara, esa parte del terreno habria sufrido alguna especie de explosion que lo hizo formar como un volcan gris y amontonado de piedras, hormigon, cemento, runas, que se mezclaban entre ellos. Sintio curiosidad y prudentemente bajo hacia abajo, cuando estaba a uno solos 20 metros de su parte mas baja, observo algo que se movia entre las piedras.
-Ei quien anda ahi?.-grito Ramon.
El sujeto que no pudo distinguir, se movio por la parte opuesta hacia la parte superior. Pudo observar que era un individuo con ropa oscura. Sin mas Ramon, empezo a trepar hacia el otro lado entre piedras, y pudo alcanzar casi al sujeto, pero este se metio por entre una abertura de las piedras, y lo perdio. Ramon saco su pistola, y se dispuso a acercarse a esa abertura, de ella salia un olor nauseabundo.
-Alto ahi !!, Policia !!.-grito fuerte Ramon.
Con la otra mano, saco su pistola conecto la linterna e ilumino el interior.
Un hombre estaba arrinconado como de miedo. La luz de la linterna lo alumbro. Pudo Ramon comprobar que se trataba de un vagabundo. Le obligo a que saliera de ese nauseabundo escondrijo que parecia una madriguera lugubre y oscura.
El tipo saliendo, con mucho miedo y lentitud asomo por la abertura.
Ramon vio que era un tipo andrajoso, llevaba ropa negra y mal oliente, y ademas su aspecto era deplorable. Su cabello era largo, grasoso que parecia mas un mocho de fregar que nada. una vez que lo tuvo controlado, se guardo el arma en su chaqueta, y se puso comodo apoyado en una piedra.
-Como se llama ?.-pregunto Ramon al indigente.
-Pedro.-dijo tajantemente.
-Lleva mucho tiempo, viviendo por aqui ?.
-Unos 2 años, desde que lo derruieron todo, mas o menos.
Ramon se acerco a este, y le mostro la fotografia de Robertito.-Conoce o ha visto a este tipo, por aqui?.
-No se.-agrego Pedro.- por aqui pasa mucha gente, cosas malas seguro, no viene nada bueno.
-Malo, que de malo.-apuntillo Ramon.
-Bueno ya sabe, drogas y esas cosas.
-Entiendo claro, pero le suena esta fotografia ?.
-Ya le he dicho, que por aqui pasa mucha gente, deberia de verlo. Quedese y compruebelo, con sus propios ojos. Al fin alcabo es usted policia.
-Si claro, Pedro.
Ramon miro, la fotografia y se la puso de nuevo en el bolsillo de su chaqueta. Penso que esa conversación no llevaba a ningun puerto, era como buscar una aguja en un pajar.
-Perdone las molestias, Pedro?.-Mientras ramon se alejaba lentamente.
-De nada, ja sabe siempre estare por aqui, es mi vida.
-De acuerdo, gracias.

Ramón, volvio sobre sus pies abandonado por el camino, aquella ciudad en ruina producto de la voragine de la corrupcion inmobiliaria y tratos de favores, edificaciones ilegales. La ciudad era producto de su propia vida, mísera y corta, llena de injusticias, convertida a simples ruinas, como de una ciudad fantasmal fuera, como si el tiempo la hubiera absorbido, en los segundos del transcurso de su propia sentencia.
Havia oscurecido plenamente, apenas podia caminar , pero pudo llegar a trancas y barrancas a su moto. La arranco, y enfilo a toda velocidad, hacia la carretera que llevaba a la ciudad. El testigo de la gasolina se encendio.
-Mierda.-exclamo Ramon.
Debia encontrar una gasolinera mas cercana, al llegar al cruce, recordo que havia una gasolinera cerca, ya no la recordaba; su cabeza estaba mas pendiente de aquel submundo que se escondia en las ruinas de aquella ciudad que havia visitado, todavia sus pantalones tenia polvo de la arena de aquellas ruinas. Se aproximo a la gasolinera, cuando estaba a unos 50 mts freno bruscamente en la entrada de la misma. Vio a David Lamas, su superior, poniendo carburante al vehiculo. Ramón, se quedo extrañado, que hacia por alli David, penso. Paro su motocicleta detras de una cabina telefonica, apresurandose de que este no lo viera. Observo que dentro del vehiculo havia alguien mas, que no podia reconocer. Al cabo de unos segundos, el vehiculo volvio a la carretera, por donde Ramon havia venido.
Penso que quizas todo era extraño, pura casualidad. Decidio seguirlo desde lejos, y tras unos breves metros, pudo ver que el automovil, se desvio por el camino que hace tan solo unos instantes Ramon havia dejado, el camino de la ciudad en ruinas.
Fue una persecucion lenta , muy lenta, no debia de dar señales de la misma; le dejo bastante distancia, sabia que el camino tarde o temprano se les acabaria, asi que calculo ha cuanto estaba del final del mismo. Paro la moto, y se detuvo, la dejo a un lado de la carretera, tras unos arbustos. Ramon camino lentamente, hacia el final de la carretera a plena oscuridad plenamente; camino a ciegas practicamente, poco a poco vio que el piso de la tierra cambio, empezaba a haver piedras lo que le recordo que estaba cerca. Pero los individuos no los vio, camino un poco mas y se dio con el automovil. Saco su movil, e ilumino la placa de matricula, efectivamente era el automovil de David Lamas, su superior. Que haria aqui su superior, penso Ramón, estaria investigando lo mismo que el, porque no se lo comunico, porque tanto secretismo. Volvio otra vez sobre el camino de pedruscos, oyo un ruido. Se detuvo de repente, miro a su alrededor, volvio a mirar de nuevo hacia adelante, unos pasos venian de frente. Una luz lo ilumino hacia su rostro, lo encego bastante, no podia observar nada. Los pasos resonaban mas fuertes, y mas fuertes, de repente algo lo golpeo por detras y cayo al suelo.

Un terrible dolor,tenia en su cabeza, se paso la mano por la misma, mancha de sangre seca en su mano observo estupefacto. Levanto la vista, estaba en un habitaculo, en una habitacion, lleno de polvo, y una silla en frente, si una silla solitaria, como si alguien lo hubiera estado vigilando. Donde estaba se pregunto, intento levantarse pero el dolor era tremendo, apenas se podia mantenerse de pie, camino unos cuantos pasos, hacia una puerta desde la cual entraba una gran cantidad de luz de sol, cuando apoyo sus manos en la misma, una figura surgio de la misma con un revolver en la mano; la luz del sol a contraluz no le dejaba ver su rostro.
-eh !! vuelve sobre tus pasos.-Hablo con voz energica.
-¿Quien eres?.-dijo Ramóm aferrandose al marco de la puerta.
-Me andabas buscando verdad !!.-dijo mientras se acercaba mas y mas a Ramón.
-Robertito !!.- exclamo Ramon.
-Si el mismo que andavas buscando, ha ha.-le apunto con la pistola su cabeza.-sientate en la silla y calla, cerdo policia.
-Ya lo veo, el mismo Roberto, que llevaras entre manos.
-Eso a ti no te incumbe, cabrón, callate si no te vuelo los sesos !!.-dijo malhumorado Robertito.-Acto seguido, con la otra mano le golpeo la cara, haciendole una herida de la cual empezo a salir sangre.
Ramon, se paso la mano por la boca, vio que emanaba enorme sangre, y miro a su agresor. Este parecia que lo miraba como si estuviera hipnotizado, sus ojos los tenia clavados en el.
-Lastima de sangre ha ha ha hah ah !!.-rio Robertito de forma sarcastica.
Ramón sintio, un cierto panico, esa risa no era normal.Movio su cara y vio llegar una sombra alargada por la puerta, cuando el personaje mostro su rostro, observo que era su mismo superior suyo de la policia, era David Lamas.
-David.-nombro Ramon, suavemente. Sus pesquisas se havian hecho realidad.
-Menudo mamarracho, Ramón, has caido en tu propia trampa.-dijo David, mientras robertito seguia apauntandole con el arma.
-No se en que estas metido David, esto no me gusta nada.
-Lo veras proximamente, amigo Ramon; vas a ser testigo de una nueva edad del hombre ah ha ha ha !!.-rio muy fuerte.
-Una nueva edad del hombre ?
-Si en que el hombre no perecera nunca, pero debe de haver un sacrificio claro, pero veras que vale la pena. Mira te preguntaras que tiene que ver todo eso de la sangre verdad.
-Claro, por supuesto.
-Mira la sangre, es la fuente de la vida, ella es esencial para la vida entiendes verdad.-dijo David acercandose a Ramon. Le paso la mano por su cara manchada de sangre y la lamio.
-¿Que haces ?.
-Pues lo que ves, chupar la sangre, la fuente de la vida, ha ha !!!.-volvio a reirse.
Ramon penso que todo aquello era una locura, no sabia que se llevaban entre manos su superior y el Robertito, pero parecia algo satanico. Desde luego el robo de las bolsas de sangre tenia mucho que ver con aquellos tipos.
Sonaron unos pasos, y aparecio una guapa enfermera, era esa tipica, que con su minifalda asomaba sus piernas enjalonadas en sexys medias. Su vestido no era balanco, sino negro, su cabello de negro azabache, hacia que su cara fuera tan blanca y hermosa a la vez; su cuerpo era esbelto, con suaves curvas, y de sensuales movimientos de cadera. Se acerco a Ramon, con un pequeño carro, donde pudo Ramón observar, una bolsa de sangre y unos instrumentos médicos.
-¿Eso que es?.- Dijo asombrado.-¿Que me vais a hacer?.
-Ramon, vas a saber lo que es una vida nueva, una vida eterna, una vida que veras el porvenir de un futuro mejor.-le dijo David, suavemente, con voz suave.
-Estas loco, David, esto es una locura, recapacita !!.- Chilló Ramon, viendo el terror llegar.- Eres un malvado, estas loco.
Mientras tanto la enfermera, dispuso de toda una preparacion del instrumental medico.- Jefe, ya esta todo preparado.- Agrego con voz suave.
-Adelante, enfermera, adelante con este rito de sangre, Ramón sentira la llamada de una nueva vida. El inicio de un nuevo camino.- Hablo David de forma energica.

Aquella situación, era realmente impactante para la mente de Ramon; observo como aquellos dos hombres lo agarraron , y acto seguido la oscura enfermera, introdujo la aguja hipodermica en una de sus venas, y le introdujo aquel liquido rojo y espeso, mientras el chillaba de horrror y miedo.

Havian pasado muchas horas, Ramon anduvo dormitando en la cama de un lado para otro. Se desperto en su habitacion de su hogar, se quedo perplejo al verse en ella. Se levanto poco a poco, y se vio que estaba con las misma ropa que llevara aquel dia en aquella ciudad olvidada. Se dirigió hacia el servicio, abrio la luz, y se miro en el espejo. Observó, que en su brazo tenia una profunda marca. Era la misma marca de aquella maldita transfusion sanguinea. Se palpo su cara, su rostro era blanquecino, como si de un muerto se tratara.
Tenia sed, camino a la cocina, se dispuso s beber un vaso de agua, pero le provoco unas profundas nauseas, la vobito. De repente su cuerpo empezo a temblar, sentia una extraña sensación, un fugaz nerviosismo, su garganta se resquebrajaba por dentro, sus ojos sufrian una extraña sensacion de profundo dolor, cayo en cuatro patas en el suelo, y empezo a revolverse, y camino hacia el salon a trompicones. Sono el telefono de repente.
Tras arrastrarse, pudo Ramon llegar acogerlo.
-Hola Ramon, ¿Que tal?.-dijo la clara voz de David, detras de la linea telefonica.
-Dejadame en paz, dejadme !!.-Chillo Ramon.
-No sufras Ramon, todo es el inicio, son duros estos, pero pronto veras que otro mundo se te abre ante tus ojos.
-No me hagas esto David, ¿Porque a mi?.
-Todos somos los elegidos, pero pronto la humanidad iniciara un nuevo camino, donde la oscuridad reinara sin piedad ha ha ha ha  ha haaaaaaaaaa !!!.- El telefono se colgo. La llamada finalizó.
Como si de su interior fuera, su mente quizas, caminó hacia la moderna nevera, la abrio. No havian ni alimentos, ni bebidas, tan solo bolsas y bolsas de sangre acumuladas unas encima de otras. Las observo, su lengua se deslizo por sus labios, cogio una entre sus manos, y de un terrible mordisco, intento morder estas para extraer el preciado liquido rojo. Se peleo con la bolsa, clavando sus dientes, hasta que logro hacer una pequeña hendidura, y empezo a absorver la sangre, empezo a beber sin cesar, sin parar hasta saciarse de lujuria y luego, se puso en pie. La sangre le dio la vida, se recupero fulminatemente de esa extraña sensacion de saciedad.

La vida de Ramón canvio para siempre; dejó de ser un simple humano, se realizó una transformacion quimica en su cuerpo que evoluciono hacia una nueva  especie humana, una nueva raza de vampiro humanizado, que nunca dejaria de saciar beber sangre. Esta forma de vampirismo artificial, aveces hacia que Ramon, tuviera intensas luchas internas entre dos formas, el viejo hombre y el otro que nacia. En su mente no podia olvidar una triste y lamentable imagen de la humanidad, esa nueva secta vampirica, que podria dominar el tiempo y el espacio del nuevo milenio. Por ello su vida seria una desagradable lucha interna, que lo acabaria de volverlo loco, llegando a un camino que su condicion vampirica, ya dejaria de ser un dilema; el ja era un vampiro mas, de una red que empezaba a extenderse de forma silenciosa y sutil.

Anuncios

~ por mismisterios en marzo 2, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: